sábado, 9 de enero de 2016

El mejor propósito de año nuevo

Con el comienzo de un año nuevo, la visión de 366 días por delante -estamos en un año bisiesto- nos da la fuerza para encararlo con nuevos (o repetidos) propósitos. No sé si habéis logrado cumplir algunos de los que teníais el año pasado. Personalmente, alguno he conseguido instaurar en mi vida y de otros, todavía me queda recorrido. Así que este año, me he propuesto sólo uno que podría resumir o iniciar los demás: Dejar de procrastinar. Esta palabra tan poco elegante, tanto gráfica como sonoramente, quiero que deje de ser la 'instigadora' de: contestar emails dos días después, dejar que se me acumule el trabajo para el último momento con el consiguiente estrés, pensar en escribir sobre algo, en vez de hacerlo. Y así, decisiones más o menos importantes, que hacen que me diga a mí misma, pero por qué no lo haces ahora que puedes? Y la respuesta está en otro palabra mágica: Decisión.
 Por cierto, no hay ningún estudio que demuestre que empezar a hacer dieta / hacer ejercicio el lunes vaya mejor, así que hoy sábado es un buen día para empezar :)



jueves, 7 de enero de 2016

Una mirada ávida de matices

Atardecer en Barcelona, Enero 2016. Autoría própia
Después de unos días de frío de invierno y un día de Reyes ventoso, hoy las temperaturas han llegado hasta los 18º! No obstante, estos días on los que se puede notar el aire fresco en la cara, la sensación me parece agradable. Como observar, que los días tienen cada vez más horas de luz (exactamente desde el solsticio de invierno el 23 de diciembre), al contrario de lo que se puede pensar del oscuro invierno, y que nos deja unos colores al atardecer que agradece una mirada ávida de captar estos matices de la naturaleza. Y si queréis comprobar todas estos datos, entre otos, el amanecer y el ocaso, las temperaturas, los kilómetros a los cuales va el viento, en la página de timeanddate los encontraréis y de todas partes del mundo.

martes, 5 de enero de 2016

Feliz Noche de Reyes!

Para que nunca perdamos la ilusión, como hacen los niños que esperan ilusionados y emocionados esta Noche de Reyes, noche mágica donde las haya. Y para ponerme un poco nostálgica, este anuncio ya que yo era de la Nancy
 

domingo, 3 de enero de 2016

Darle la importancia justa

Ayer noche estuve escribiendo con mi estilográfica Montblanc, hasta que, por una de esas cosas inexplicables, puse el recambio del revés, quedó atascado y así se quedó. Intenté en vano, sacarlo con algún objeto fino, que no hizo más que meterlo aún más hacia el fondo. Para acabarlo de estropear, quise proteger el plumín, metiéndolo en el capuchón y también éste quedó atascado. Tarde como era, pensé que ya lo intentaría arreglar al día siguiente. Esta mañan y después de un café, con algo tan sencillo -y que por otro lado estoy utilizando mucho ahora mismo- como un ganchillo, he conseguido sacar el cartucho. Así mismo, he conseguido sacar el plumín con unas pinzas. Todo ello, con la precisión de un relojero suizo. He empezado el día contentísima por haber salvado tan preciado objeto, pues fue un regalo de reyes de hace años, que me hizo una enorme ilusión.
A todo esto, mientras me dormía, me dije que la llevaría a la casa Montblanc de Passeig de Gràcia, pues seguro que allí sabrían subsanar tal incidente, sin dañar la pluma. Por otro lado, pensé que si tenía que perder mi preciada pluma, no montaría un drama. Que me quedaría  con el recuerdo de la emoción al abrir el regalo y las horas de escritura con ella (he de decir que escribir con esta  estilográfica es diferente y especial). Que es mejor no aferrarse a lo material. Esta idea es algo que he ido trabajando durante este año que acabamos de dejar y que resumo en la frase: No nos vamos a llevar nada. Y añado: Lo único que nos vamos a llevar será lo que nos han hecno sentir la gente que nos ha querido y hemos querido. Lo material, a no ser que nos embalsamen cual faraones con sus posesiones por si en el más allá las necesitamos, se va a quedar aquí.

viernes, 1 de enero de 2016